Las cremas solares y el mar

Ya estamos en verano y llegó aquel momento en que nos apetece ir a la playa y darnos un chapuzón, pero eso sí bien protegidos del sol. Por ello una de las primeras cosas que hacemos es ponernos crema solar y luego nos damos un baño para refrescarnos y es ahí cuando notamos que la crema que hace unos instantes teníamos en nuestra piel se va volviendo cada vez más acuosa y se va disolviendo en el mar. En esta ocasión no vamos a hablar de cómo proteger nuestra piel después de haber perdido la protección solar, sino de cómo esos protectores solares contaminan el medio marino.

barefoot-beach-blur-296879

La mayoría de las cremas solares tenían entre sus componentes Dióxido de Titanio y Óxido de Zinc, estos elementos son los que causaban que la piel se volviese de un tono blanco una vez aplicada. Con el fin de evitar el blanco han sido modificados lo cual causa un impacto negativo en la fauna marina. Los peces absorben dichas partículas y se genera en ellos cambios hormonales, por ejemplo, los machos se desarrollan reproductivamente de manera precoz y en algunos casos se comportan como si fueran del sexo opuesto, mientras que las hembras desovan antes o después de tiempo; este conjunto de reacciones pueden llevarlos a dejar de reproducirse y con ello al desequilibrio del ecosistema marino.

Las cremas solares contienen elementos que pueden ser utilizados como alimento por las algas, estimulando su crecimiento pero alterando a los corales, que necesitan de las algas para captar la energía necesaria para la fotosíntesis. Una pequeña dosis de crema puede decolorar a los corales y causar su muerte. Debemos recordar que los corales son un importante tipo de ecosistema debido a la diversidad de especies que puede albergar.

Pero… ¿Qué podemos hacer para no contaminar?

Muy fácil, escoger protectores solares físicos que son más respetuosos con el medio ambiente (y que a su vez son menos tóxicos para nosotros), y evitar los protectores en spray que tienen mayor disolución debido a que es una solución acuosa.

suncream-1337629_1920.png

Otra manera de prevenir el impacto negativo en los océanos es utilizar correctamente la crema solar, es decir administrar la crema solar mínimo 20 minutos antes de entrar en el agua y repetir el proceso cada 90 minutos. Así no solo protegeremos mejor nuestra piel sino que evitaremos que la mayoría de los residuos de la crema se queden en el agua.


by Stefanía Macías
Dpto. de Comunicación Terpenic Labs

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Mercedes dice:

    Esta información no es correcta. Primero se habla de 2 ingredientes que son protectores solares físicos y a continuación se exponen los problemas que inducen en la naturaleza marina para finalmente aconsejar los protectores físicos mencionados al principio.

    Me gusta

    1. ¡Hola Mercedes!, en el post pone que como a la gente no le gustaba que blanqueasen las cremas solares y esto lo provocaba principalmente el Dióxido de Titanio y Óxido de Zinc se han desarrollado otros componentes sintéticos que no blanquean a petición del consumidor pero dañan al medio ambiente. Al final se aconseja utilizar factores de protección físicos porque generan menos impacto. ¡Saludos Terpénicos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s